martes, 12 de agosto de 2014

Por los valles Po, Bronda e Infernotto - II



En esta segunda parte de nuestros paseos por los valles septentrionales de la Provincia de Cuneo, vamos a recorrer el valle del Po. El río Po, cuyo recorrido hasta el Mar Adriático es de 652 km, nace en el Pian del Re (municipio de Crissolo), y a unos veinte kilómetros de su fuente, ya comienza a correr por la gran llanura piamontesa. Las ciudades y pueblos que vamos a visitar se encuentran en la cuenca superior del Po, antes de su paso por la ciudad de Saluzzo.

Nuestro punto de partida es Envie. Este municipio se encuentra ubicado al pie del Monte Bracco, en la margen izquierda del Torrente Ghiandone, afluente del Po. Desde comienzos del siglo XIII, perteneció a los señores de Barge, feudatarios del los marqueses de Saluzzo. Posteriormente, pasó a integrar los dominios de los duques de Saboya. En el antiguo castillo de Envie, refaccionado en le siglo XVIII, se hospedaron personajes de renombre como Pellico, Cavour y D'Azeglio. Entre sus oras obras arquitectónicas, cabe destacar: la iglesia parroquial Santi Marcellino e Pietro, el Palazzo Comunale, la iglesia Santa Maria della Neve (en la frazione Occa) y la cartuja de Monbracco, antiguo monasterio de siglo XIII habitado desde 1794 por los monjes cistercenses reformados del célebre Monastère de La Trappe de Normandía, expulsados de Francia por la Revolucón francesa.

Castello di Envie
Cortile del castello
   

Sala di ricevimento del castello
Chiesa Santi Marcellino e Pietro
Palazzo comunale
Porticati
Santa Maria della Neve in frazione Occa
Certosa del Monte Bracco
Al pie del Mombracco, a poca distancia de Envie hacia el sur, se encuentra asimismo Revello. Este antiguo municipio, cedido en feudo por Otón III a Olderico Manfredi en el siglo XI, alcanzó gran prosperidad a través de los siglos. Su máximo esplendor se dio en el siglo XV, bajo el gobierno de Ludovico II de Saluzzo y su esposa Margarita de Foix. De este período datan sus principales obras arquitectónicas: el antiguo Castello soprano, el Castello marchionale o sottano (actual sede del palacio municipal), en cuya torre occidental se encuentra la Cappella Marchionale (esp.: capilla de los marqueses), la iglesia de la Collegiata dell'Assunta (s. XV), la Confraternita della Madonna del Rosario, el Palazzo della Dogana (esp:: palacio de la aduana), la iglesia San Massimo, el Convento di Sant'Ilario y el Forte del Bramafam. A pocos kilómetros de Revello hacia el noreste, no podemos dejar de visitar la abadía Santa Maria di Staffarda, fundada por los monjes cistercenses en tierras, próximas al Po, donadas por el el marqués de Saluzzo en la primera mitad del siglo XII.


Chiesa della Collegiata dell'Assunta
Nave centrale della Collegiata
Castello Soprano
Palazzo Marchionale o Sottano
Palazzo Marchionale o Sottano
Cappella Marchionale
Ultima Cena - Cappella Marchionale
Santo Stefano o Confraternita della Madonna del Rosario
Palazzo della Dogana
Chiesa di San Massimo
Convento di Sant'Ilario
Forte del Bramafam
Abbazia di Santa Maria di Staffarda
Chiostro dell'Abbazia di Staffarda

Santa Maria di Staffarda
Nos alejamos de Revello en dirección suroeste, cruzamos el río Po y llegamos a la siguiente etapa de nuestro recorrido: Martiniana Po. Este pequeño municipio, situado en la margen derecha del Po, perteneció a los marqueses de Saluzzo y su historia gravitó mayormente en torno al vecino monasterio de Santa Maria della Stella de Rifreddo. En la parte más elevada, se levanta la iglesia parroquial Sant'Andrea, edificada a fines del siglo XV y reconstruida en 1722. Cabe destacar asimismo la presencia, en las inmediaciones de Martiniana Po, de capillas como: Madonna del Pilone, Madonna della Neve y Santo Spirito.
 
Parrocchiale di Sant'Andrea
Cappella Madonna della Neve
Cappella Santo Spirito
Cappella della Madonna del Pilone in mezzo a una rotatoria
A pocos kilómetros de Martiniana Po hacia el oeste, se encuentra Gambasca. Al igual que Martiniana Po, la historia del municipio de Gambasca se desarrolló en torno al monasterio Santa Maria della Stella de Rifreddo, del cual fue feudo durante la Edad Media. La iglesia San Sebastiano Martire fue construida en 1497 bajo el patronato del mencionado monasterio. Destacan además, por su belleza, las capillas Santa LuciaSan Rocco, San Defendente y San Grato.

Chiesa di San Sebastiano Martire
Cappella Santa Lucia
Cappella San Rocco

Cappella San Defendente

Cappella San Grato
Al noroeste de Gambasca, en dirección del río Po, nos encontramos con Sanfront. Este municipio, situado en la parte inferior del valle del Po, perteneció sucesivamente a los señores de Revello y a los marqueses de Saluzzo, para pasar finalmente a los dominios de los duques de Saboya. A comienzos del siglo XVI, Sanfront fue escenario de las guerras de religión, durante las cuales se condenó y ejecutó, por orden de Margarita de Foix, a algunos "herejes". Las obras arquitectónicas de mayor interés son: la iglesia parroquial San Martino, el Palazzo comunale, la iglesia Madonna della Neve, el Ala comunale (esp:: mercado público cubierto), el Pilone di San Frontone
    
Sanfront
Sanfront - Chiesa di San Martino
Palazzo comunale
Sanfront - via centrale
Madonna della Neve in frazione Robella
Ala comunale
Pilone di San Frontone
Antes de seguir nuestro recorrido, no podemos dejar de visitar Balma Boves. Se trata de un antiguo caserío construido en la anfractuosidad de la roca, en la ladera del Monte Bracco, a 652 metros de altura. Las casas protegidas por los "aleros" naturales de la montaña se caracterizan por tener techos planos y las más expuestas a la intemperie, techos recubiertos de "lose" (esp.: placas de petra). Balma Boves, con sus viviendas, establos, lagares, secaderos, heniles, horno y lavadero, constituye un interesante ejemplo de simbiosis entre el asentamiento humano y la naturaleza.

Balma Boves
Balma Boves
Dejamos a nuestras espaldas Sanfront y volvemos a la orilla izquierda del Po, donde nos encontramos con Rifreddo. Este municipio se levanta al pie del Monte Bracco y lo atraviesa el arroyo Freddo, del que deriva su nombre. En el siglo XIII, alcanza gran importancia debido a la fundación del monasterio de Santa Maria della Stella por parte de Agnese, hija del marqués Manfredo II de Saluzzo. Entre sus obras arquitectónicas destacan: el Palazzo Comunale, con característica facciata a vela*, la parroquial San Nicola, la iglesia de la Visitazione della Beata Vergine Maria, el santuario Madonna di Devesio y el monasterio de Santa Maria della Stella, el cual se encuentra parcialmente en ruinas.  

Palazzo comunale

Parrocchiale di San Nicola
Chiesa della Visitazione della Beata Vergine Maria
Monastero Madonna di Devesio
Ruderi del Monastero di Santa Maria della Stella
Volemos a Sanfront y desde allí, por la carretera del valle, nos dirigimos en dirección noroeste hasta llegar a Paesana. Este municipio se extiende a ambos lados del río Po, que lo divide en Borgo Santa Margherita y Borgo Santa Maria. En la Edad Media, Paesana fue feudo de los marqueses de Saluzzo. En el siglo XVI, se convirtió en un importante centro de difusión de las ideas de la Reforma, por parte de valdenses procedentes de los vecinos valles Pellice y Chisone. Entre 1510 y 1513, las frazioni Bioletto, Bietonetto, Croesio y Prato Guglielmo fueron objeto de una violenta persecución ordenada por la marquesa Margarita de Foix. Entre las obras arquitectónicas de Paesana destacan las iglesias Santa Margherita y Santa Maria, el santuario de la Madonna d'Oriente, como asimismo las numerosas capillas de las inmediaciones. 

Paesana
Fontana di piazza Vittorio Veneto
Chiesa di Santa Margherita
Chiesa di Santa Maria
Cappella a Paesana
Santuario Madonna d'Oriente
Affreschi di Madonna d'Oriente
Cappella Sant'Anna in frazione Erasca
Chiesa San'Antonio Abate
in frazione Calcinere
Chiesa di frazione Ghisola
Cappella di Pian Lavarino

Chiesa di frazione Prato Guglielmo
Siguiendo por la carretera del valle que sube en dirección al Monte Viso, llegamos a la localidad Pertuis. Allí, giramos a la izquierda y llegamos a Oncino. En la Edad media, este municipio se encontraba bajo la jurisdicción del monasterio Santa Maria della Stella, cuyas religosas eran feudatarias del marqués de Saluzzo. En el siglo XVI, Oncino fue, al igual que Paesana, escenario de cruentas luchas entre católicos y protestantes. Sus principales obras arquitectónicas son la iglesia parroquial Santo Stefano y la Casa Fontone, con pinturas del antiguo monasterio de los capuchinos. Cabe asimismo mencionar la capilla de la Madonna del Bel Fò, situada no lejos del pueblo, en medios de hayas seculares. 

Parrocchiale di Santo Stefano
Centro storico
Casa Fantone con dipinti
del Convento dei Cappuccini
Cappella Madonna del Bel Fò
Madonna del Bel Fò
Chiesa di frazione Serre
Volvemos a la carretera del valle del Po y llegamos a Ostana. Este municipio, ubicado en la margen izquierda del río, está formado por varias frazioni (esp.: caseríos) distribuidas en torno a Villa, sede de la municipalidad. Perteneció sucesivamente a los señores de Barge, a los marqueses de Saluzzo y a los duques de Saboya. Las principales obras arquitectónicas de Ostana son: las iglesias San Nicola y San Claudio, como asimismo, en las inmediaciones, las capillas San Bernardo y Sant'Antonio

Chiesa di San Nicola
Chiesa San Claudio  
Cappella di San Bernardo
Cappella Sant'Antonio
Borgata Sant'Antonio
Llegamos al final de nuestro recorrido: Crissolo. Este municipio se encuentra ubicado al pie del macizo rocoso del Monte Viso, en la parte más elevada del valle del Po. Desde la Edad media, en que era posesión de los marqueses de Saluzzo, Crissolo desempeñó un papel de suma relevancia por su posición en una de las grandes vías de comunicación hacia Francia, más precisamente en la antigua via del sale (esp.: ruta de la sal). Desde la localidad denominada Villa (sede del municipio de Crissolo), la carretera sube a las localidades Pian Melzé o Pian della Regina, Pian Fiorenza, Pian del Re (fuente del río Po) y Pian dar Moine. La mayor obra arquitectónica de Crissolo es el santuario de San Chiaffredo, cuya capilla fue construida en 1376 para albergar las reliquias del santo, muerto mártir en época de Diocleciano. Destacan asimismo las capillas San Rocco, San Sebastiano, Madonna degli Angeli y Madonna della Neve

Santuario di San Chiaffredo
Santuario di San Chiaffredo
San Chiaffredo
Cappella di San Rocco
Cappella San Sebastiano in frazione Villa
Cappella Madonna degli Angeli in frazione Ciampagna
Cappella Madonna della Neve a Pian del Re
En 1478, por debajo del peligroso Colle delle Traversette, se cavó el paso denominado Buco di Viso (esp.: agujero de Viso) o Buco delle Traversette (75 m de longitud), que comunica Crissolo con Ristolas (Francia). Tal perforación de la roca, primer antecedente histórico de los túneles alpinos, constituye una de las mayores obras de ingeniería de alta montaña.

Buco di Viso
Monviso visto dal Monte Bracco

* Expresión de la arquitectura italiana con la que se designa la parte sobreelevada de la fachada de un edificio, destinada a ocultar la vista del techo de dos aguas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.