jueves, 8 de mayo de 2014

Paseos por el Roero - I




En nuestra salida de hoy, vamos a recorrer el Roero, región geográfica del Piamonte, situada en el noroeste de la Provincia de Cuneo. Su nombre procede del apellido de la familia homónima (dueña de una casana astigiana) que, desde la Eda media, dominó este territorio durante varios siglos. Esta región, en cuyas colinas se extienden innumerables viñedos y plantaciones de árboles frutales, está comprendida entre el límite de las provincias de Cuneo y Turín (al norte) y la orilla izquierda del río Tanaro (al sur), que la separa de las Langhe. Al norte de la margen izquierda del Tanaro se despliegan las Rocche del Roero, sucesión de profundas y laberínticas gargantas, pináculos de arena y paredes a pico, originados por la fuerza erosiva del río.    

El primero de nuestros dos itinerarios tiene por punto de partida la ciudad de Bra. El surgimiento del núcleo originario de esta ciudad milenaria se vio favorecido por la decadencia de la vecina Pollentia romana. Fue municipio autónomo desde fines del siglo XII y alcanzó el estatus de ciudad, otorgado en 1760 por el duque Carlos Manuel III de Saboya. En el centro histórico se encuentran hermosas muestras de la arquitectura barroca y gótica tardía, como: la Parrocchiale Sant'Andrea, las iglesias de San Rocco y de Santa Chiara, el palacios del Municipio y Traversa (sede del Museo Civico Craveri di Storia Naturale).    

Mercato della Rocca
Parrocchiale di Sant'Andrea
Chiesa di San Rocco
Chiesa di Santa Chiara
Palazzo del Municipio
Palazzo Traversa
Museo Civico Cravero di Storia Naturale
Dejamos Bra y nos dirigimos, en dirección noreste, al municipio de Pocapaglia. Éste se encuentra rodeado por las hermosas Rocche a las que ya nos hemos referido. En la parte más elevada se yergue el macizo castillo di Pocapaglia, cuya construcción se remonta al siglo X. Fue propiedad de la familia De Coconato, de los condes Falletti (entre 1332 y 1784), de los Saboya, de los Caissotti di Chiusano y finalmente, de los condes Charros Borré de la Chavanne.     


Le Rocche
Castillo de Pocapaglia
Sala de recepción de los Falletti - Castillo de Pocapaglia
Antes de continuar nuestro recorrido, quiero contarles la historia de la Masca Micillina (esp.: bruja Micillina). Cuenta la leyenda* que a mediados del siglo XVI vivía en el Piamonte una bruja de nombre Micillina. Había nacido en Barolo y se había casado con un hombre de Pocapaglia. Se decía que con el poder de su mirada fulminante, Micillina podía matar a la gente, desformar a los niños, echar el mal de ojo a personas y animales. Su marido había intentado resolver enérgicamente aquella situación, pero todo era en vano. Un buen día, después de propinarle una enésima paliza, la echó de su casa. Micillina decidió entonces vengarse e invocó al diablo en su ayuda. El Maligno, de inmediato, le sugirió lo que debía hacer. Así fue como Micillina caminó hasta el campo donde estaba trabajando su esposo y sacudiendo el árbol al que el pobre hombre se había trepado, lo hizo caer. Y Micillina quedó viuda. Así y todo, siguió con sus brujerías y en cierta ocasión le echó el mal de ojo al panadero. En aquellos tiempos, el panadero iba de casa en casa a buscar el amasijo para luego cocerlo en el horno público. Y, por supuesto, también iba a casa de Micillina. Un día, llegó a donde vivía la bruja, golpeó a la puerta, pero Micillina no respondió. Volvió a golpear dos veces más y nada... Entonces regresó al horno, pero al poco tiempo murió. Pasado cierto tiempo más, durante el cual Micillina no dejó de hacer brujerías, fue arrestada, obligada a confesar y condenada a la hoguera. Pero mientras la llevaban al lugar donde debía llevarse a cabo la condena, de pronto se oyeron en el aire extrañas voces y ruidos a la vez que del cielo caían rollos de cuerda. Eran sus amigas brujas que le decían: "Átate, átate, Micillina", pero ella no podía hacerlo, ya que el sacerdote que iba a su lado se lo impedía echándole encima agua bendita. Así fue como la bruja fue quemada, según dicen, en un peñón llamado "Bric ëd la masca Micillina", donde todavía hoy se pueden ver unas manchas rojas que ni el viento ni la lluvia consiguen borrar. A pesar de que Micillina había muerto, los problemas no cesaron en Pocapaglia y la gente decía entonces que eran las brujas que se vengaban de la triste suerte de Micillina.                   

Ahora, proseguimos nuestro camino hasta la próxima etapa: Monticello d'Alba. Este municipio se encuentra en la orilla izquierda del Tanaro, a 11 km de la ciudad de Alba. Sus orígenes se remontan a la época de la antigua Roma. En 1241, pasó de los dominios del obispo de Alba a los de la familia Malabaila. En 1250, fue destruido en las guerras de Alba contra Asti. En 1376, fue conferido en feudo a los Roero, quienes llevan a cabo su reconstrucción. Merecen ser visitados la iglesia de San Ponzio, con su campanario románico-gótico y sus hermosos frescos, y el castillo de Monticello d'Alba, considerado como el más auténtico y vivo edificio medieval del Piamonte.

Monticello d'Alba
Iglesia de San Ponzio
Crocifissione (anónimo)
Castillo de Monticello d'Alba
Llegamos al final de nuestro primer recorrido: Santa Vittoria d'Alba. Esta ciudad se levanta en la cima de una colina que domina el Roero y el valle del río Tanaro. Al primer edificio amurallado, el castillo de Santa Vittoria d'Alba, se hace referencia por primera vez en un acta de 1154 en la que el papa Bonifacio IV confiere la posesión del mismo a la iglesia de Asti. A fines del siglo XIV, pasa a integrar los dominios de los Visconti de Milán. En el siglo XVIII, se convierte en prisión y luego en residencia. En 1799, es adquirido por el Ospedale Maggiore di San Giovanni Battista de Turín, quien lo vende por fin al rey Carlos Albero de Saboya. El municipio de Vittoria d'Alba se divide en: Villa (donde se encuentra el castillo), Borgo Sant'Antonio y la frazione Cinzano.      

Santa Vittoria d'Alba - Villa
Calle hacia el castillo
Borgo Sant'Antonio
Oratorio San Francesco
Iglesia de Santa Paola in Cinzano
Altar mayor de Santa Paola in Cinzano
Cappella di Sant'Ambrogio
Agriturismo Cascina Val di Spinso


* Le Streghe: la Masca Micillina, http://tuttosullestreghe.blogspot.com.ar/2011/10/la-masca-micilina-la-strega-micillina.html