martes, 5 de agosto de 2014

Por el valle Maira



Hoy, les propongo recorrer el valle Maira. Nuestro punto de partida será Busca. Esta pequeña ciudad se encuentra a pocos kilómetros del torrente Maira, donde éste se abre sobre la llanura del Po. El marquesado de Busca fue creado en 1129. Entre 1198 y 1280, dada su posición entre las ciudades de Cuneo y Saluzzo, éstas no cesaron de disputarse Busca, que pasó finalmente a manos de los marqueses de Saluzzo. En 1305, fue ocupada por el duque Carlos de Anjou. En 1347, volvió a los Saluzzo pero en 1359, fue recuparada por los Anjou. Por último, en 1361, pasó a integrar los dominios de Amadeo VI de Saboya. Entre sas obras arquitectónicas destacan: el castillo del Roccolo, las iglesias Santissima Trinità y Maria Vergina Assunta, el palacio San Martino y el palacio del Municipio.

Castello del Roccolo
Castello del Roccolo
Castello del Roccolo - Interno
Busca - Chiesa della Santissima Trinità e torre della Rossa
Busca . Chiesa Maria Vergine Assunta 
Busca - Municipio
Busca - Palazzo San Martino
Busca - via Umberto I
Nos adentramos en el valle Maira y la primera localidad que encontramos, a escasa distancia, hacia la derecha, entre el torrente homónimo y el monte San Bernardo, es Villar San Costanzo. Según la tradición, en los bosques que rodean este municipio habría sido decapitado San Constancio, soldado de la Legión Tebana. Perteneció a los señores de Busca y a los marqueses de Saluzzo, hasta que pasó a manos de los Saboya. Las obras arquitectónicas de mayor interés son. la abadía de San Costanzo (con su vasta cripta y la capilla de San Giorgio, decorada por los frescos de Pietro de Saluzzo) y la iglesia de San Pietro in Vincoli. En las afueras de Villar San Costanzo, no podemos dejar de visitar los famosos Ciciu, formaciones rocosas en forma de hongo.

Abbazia di San Costanzo
Abbazia di San Costanzo - Cripta
Abbazia di San Costanzo - Cappella di San Giorgio
(affrexchi di Pietro da Saluzzo)
Villar San Costanzo - Chiesa di San Pietro in Vincoli
Villar San Costanzo - Chiesa di San Pietro in Vincoli
Villar San Costanzo -  I Ciciu
Continuamos nuestro recorrido, en dirección suroeste, hasta llegar a Dronero. Esta pequeña ciudad se encuentra situada entre el torrente Maira y el arroyo Roccabruna. Perteneció primeramente a los señores de Busca, luego, desde fines del siglo XIII hasta el siglo XVII, a los marqueses de Saluzzo. A comienzo del siglo XVIII, pasó a integrar los dominios de la casa de Saboya. Entre las obras arquitectónicas de Dronero destacan: el antiguo puente del Diavolo, las iglesias de la Confraternita del Gonfalone y Santi Andrea e Ponzio, el antiguo mercado de cereales denominado Foro Frumentario, el Municipio, el Teatro Iris, como asimismo, en la frazione Monastero di Dronero, la iglesia Sant'Antonio.

Dronero - Ponte del Diavolo
Dronero
Dronero - Chiesa della Confraternita del Gonfalone
Dronero - Municipio
Dronero - Santi Andrea e Ponzio
Dronero - Foro Frumentario

Dronero - via
Drinero - Teatro Iris
Chiesa di Sant'Antonio, frazione Monastero di Dronero
Antes de proseguir nuestro recorrido por el valle Maura, visitamos Roccabruna, pequeño municipio situado a pocos kjilómetros de Dronero, hacia el noroeste. Perteneció antiguamente a los marqueses de Saluzzo y luego, bajo la dependencia de Dronero, a los duques de Saboya. Las obras arquitectónicas de interés son las iglesias Santa Maria Vergine Assunta, Santa FamigliaSan Giuliano y el Santuario della Natività della Vergine.

Roccabruna - Santa Maria Vergine Assunta
Roccabruna - Santa Famiglia
Dronero - Parrocchia di San Giuliano
Santuario della Natività della Vergine in frazione Foglienzane
Regresamos a la carretera principal del valle y, tras recorrer unos pocos kilómetros, llegamos a Cartignano. Este pequeño pueblo se levanta en ambas márgenes del torrente Maira. Entre los siglos XII y XIII, fue posesión de los marqueses de Saluzzo. Posteriormente, formó parte del feudo de los Berardi di San Damiano, señores de Cartignano, y en 1601 pasó a integrar los dominios de la casa de Saboya. A fines del siglo XVI, Cartignano desempeñó un papel sumamente importante en la insurrección del valle Maira en contra de Filiberto Manuel I de Saboya, causada por la persecución a los protestantes llevada a cabo por dicho duque.  

 
Cartignano - Ponte sul Maira 
Cartignano sovrastato dal castello
Cartignano - castello dei Berardi signori di Cartignano
Castello di Cartignano - sotterranei
Cartignano - Parrocchia di San Lorenzo
Cartigano - ruderi di Santa Maria
Chiesa di San Firmino in borgata Chiaudieres
Dejamos atrás Cartignano y nos dirigimos hacia San Damiano Macra. Este pequeño municipio se encuentra en el bajo valle Maira y comprende los egidos de los ex municipios de Pagliero, Lottulo y Paglieres. Al igual que la mayoría de pueblos del valle, San Damiano Macra fue primeramente parte de las posesiones de los marqueses de Saluzzo y luego, de los Saboya. En el siglo XVII, la doctrina calvinista, que iba expandiéndose por el valle, fue enérgicamente reprimida por el duque Carlos Manuel I de Saboya. Las luchas civiles originadas por tal represión y la peste de 1710 acabaron diezmando la población. En 1944, San Damiano Macra fue nuevamente objeto de destrucción por parte del ejército nazi. Entre las pocas obras arquitectónicas no afectadas por la devastación, cabe señalar la iglesia Santi Cosma e Damiano, cuya construcción original data del siglo XV.

Chiesa Santi Cosma e Damiano
Sede Comunià Montana e Chiesa della Confraternita
San Damiano Macra - Frazione Pagliero
A pocos kilómetros de San Damiano, hacia el oeste, nos encontramos con dos sugestivas aldeas: Macra y Celle di Macra. En la primera, visitamos la iglesia de San Salvatore, con los preciosos frescos del siglo XV que decoran el ábside. En la segunda localidad, nos detenemos primero, en la iglesia parroquial San Giovanni Battista, donde admiramos el políptico de la Madonna col Bambino de Hans Clemer, y luego, en la capilla San Sebastiano, cuya ábisde ostenta hermosos frescos de Giovanni Baleison di Demonte.

Macra - Chiesa di San Salvatore
San Salvatore - affreschi dell'abside
Celle di Macra
Celle di Macra - sede del Municipio
Celle di Macra - Chiesa di San Giovanni Battista
Polittico della Madonna col Bambino (Hans Clemer)
Celle di Macra - Cappella di San Sebastiano
Cappella di San Sebastiano - affreschi di Giovanni Baleison
Siguiendo hacia el oeste, llegamos a Stroppo. Dese 1256, este pequeño municipio formó parte de los dominios de los marqueses de Saluzzo. En el siglo XVII, tras las largos conflictos religiosos en que se vio involucrado todo el valle Maira, Stroppo pasó a integrar los dominios de los duques de Saboya, quienes sucesivamente lo concedieron en feudo a los señores Pallavicini de Ceva, al senador Dalla Chiesa y a la familia Taricco de Cuneo. Las obras arquitectónicas de interés son la iglesia San Peyre, cuyos orígnes se remontan al siglo XI, y la parroquial San Giovanni Battista, que data del siglo XV. Entre las obras de las numerosas frazioni de Stroppo, cabe señalar particularmente el Lazzaretto di Caudano, construido en el siglo XV

Stroppo - Chiesa di San Peyre
Chiesa San Giovanni Battista in frazione Pacchero
Lazzaretto di frazione Caudano
Borgata San Martino
A poca distancia de Stroppo, hacia el noreste, se encuentra Elva. Este pequeño municipio fue posesión del marquesado de Saluzzo desde el siglo XIII. Gracias a su posición en la lata montaña y al consiguiente aislamineto, permaneció al margen de las guerras y sucesivas ocupaciones que tuvieron lugar en el valle Maira a través de la historia. Entre sus obras arquitectónicas destacan la iglesia parroquial Santa Maria Assunta, con las ricas pinturas de Han Clemer, y el palacio del Municipio.

Elva - Municipio
Elva - Parrocchiale Santa Maria Assunta
Santa Maria Assunta - Affreschi di Hans Clemer
Volvemos a la carretera principal del valle, por la que llegamos a Prazzo. Ese pequeño municipio, al igual que los otras localidades del valle Maria, perteneció primeramente a los marqueses de Saluzzo y luego, a partir del siglo XVII, a los duqes de Saboya. Entre las obras arquitectónicas de Prazzo Inferiore y Prazzo Superiore, en que se divide el municipio, destacan: la iglesia Santo Stefano, la capilla Santi Giacomo e Fulippo, la iglesia San Michele, como asimismo las casas medievales de Borgata Ussolo.

Prazzo

Prazzo - Santi Giacomo e Filippo
Prazzo - Chiesa di San Michele
Prazzo - facciata di San Michele
Prazzo - locanda
Prazzo - borgata Ussolo
Prazzo - Chiesa di Santo Stefano in frazione Ussolo
Hacia la parte final y más elevada del valle, llegamos a Acceglio. Desde el siglo XIII, este municipio formó parte de las posesiones del marquesado de Saluzzo. En el siglo XVII, Acceglio se llegó a ser uno de los puntos más importantes del calvinismo, pero los duques de Saboya, en su lucha contra el hereje, pronto se apoderaron de la zona, dándola en feudo a los Taffini di Savigliano y obligando a los habitantes del valle a abjurar de su fe. Las principales obras arquitectónicas de Acceglio son la Confraternita dell'Annunziata y la iglesia de la frazione Saretto.

Acceglio - Borgo Villa
Acceglio - Confraternita dell'Annunziata
Acceglio - chiesa di frazione Saretto
Volvemos a Prazzo y hacemos un pequeño desvío en dirección sur para visitar, por último, los municipios de Marmora y Canosio. En el primero, podemos admirar las capillas San Giovanni y San Lorenzo (en la frazione Preit). En Marmora, visitamos la iglesia parroquial San Massimino, con sus preciosos frescos del siglo XIII y desde cuyo campanario podemos contemplar el hermoso paisaje del valle.

Canosio - cappella di Colle San Giovanni
Canosio - Cappella San Lorenzo in frazione Preit
Marmora  - Parrocchiale di San Massimo
San Massimino - affreschi quattrocenteschi
Marmora - veduta dal campanile

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada