viernes, 1 de agosto de 2014

Por el valle Grana




Hoy, vamos a recorrer el primero de los valles, desde el sur hacia el norte, de los Alpes Cocios: el valle Grana. 

Nuestro punto de partida es Caraglio. Esta pequeña ciudad, cuyos orígenes se remontan a la época romana, perteneció antiguamente a los condes de Auriate y Turín. Posteriormente, pasó a formar parte del marquesado de Saluzzo hasta 1244. Se convirtió luego en posesión de los Anjou y de los condes Solaro. En el siglo XVI, en razón de la fuerte difusión que la herejía hugonota, sostenida por los Solaro, había tenido en Caraglio, ésta se vio involucrada en las luchas de la contrarreforma. Entre las obras arquitectónicas de Caraglio destacan: las iglesias Maria Vergine AssuntaSan Paolo y San Giovanni, el Municipio, el Filatoio Rosso (esp.: hilandería Rosso) y el Palazzasso.  

Para mayor información sobre la historia de Caraglio, véase aquí.

Caraglio

Caraglio - Parrocchia Maria Vergine Assunta
Caraglio - Chiesa di San Paolo
Caraglio - Municipio
Caraglio - Chiesa di San Giovanni
Caraglio - Filatoio Rosso
Caraglio - Il Palazzasso
Al sureste de Caraglio, entre los valles Grana y Stura di Domonte, se encuentra Cervasca. A comienzos del siglo XIII, este pequeño municipio formaba parte de las posesiones del marquesado de Saluzzo. En el siglo XIV, pasó a integrar los dominios del ducado de Saboya. Sus obras arquitectónicas de mayor interés son las iglesias Santo Stefano, San Michele y San Maurizio

Cervasca - Santo Stefano
Cervasca - Parrocchia San Michele
Cervasca - Municipio e Chiesa di San Maurizio
Dejamos Cervasca a nuestras espaldas y nos dirigimos, en dirección oeste, a Bernezzo. Este pequeño municipio perteneció sucesivamente a los marqueses de Saluzzo, los Saboya, los Anjou, los Acaya y los Visconti. En 1382, pasó a formar parte, definitivamente, del ducado de Saboya. Entre las obras arquitectónicas de Bernezzo destacan la iglesia parroquial (desafectada) Santi Pietro e Paolo, la parroquia de San Rocco, la Confraternia dell'Annunziata y el Santuario della Madonna del Rosario, de estilo gótico renacentista, con pinturas de Hans Clemer.   

Bernezzo
Bernezzo - Confraternita dell'Annunziata
Bernezzo - Parrocchia San Rocco
Bernezzo - Madonna del Rosario
Bernezzo - Cappella San Bernardo
Bernezzo - Cappella della Maddalena
Bernezzo - Chiesa di Sant'Anna

Dejamos a nuestras espaldas Bernezzo y nos dirigimos hacia el norte, hasta el torrente Grana, que cruzamos hasta llegar a Montemale di Cuneo. Este municipio piamontés se levanta en la línea de las cumbres que separan el valle Grana del valle Maira. A lo largo de los siglos, su castillo sufrió, en razón de su importancia estratégica, numerosos ataques y sitios, hasta que fue anexado, como el resto del valle Grana, a los dominios de los Saboya. Además del castillo, cuya construcción data del siglo IX, es digna de mención la iglesia parroquial San Michele Arcangelo.

Castello di Montemale di Cuneo
Montemale di Cuneo
Montemale - Parrocchia San Michele Arcangelo
Volvemos hacia el sur hasta llegar a Valgrana. Este pequeño municipio se levanta a ambas orillas del torrente homónimo. Perteneció sucesivamente a Cuneo y a los marqueses de Saluzzo, hasta que a fines del siglo XVI pasó a integrar los dominios del ducado de Saboya. Sus obras arquitectónicas de interés son: el antiguo Molino del Paschiero, la parroquia San Martino, la capilla San Bernardo e Mauro, con su rico ciclo pictórico de Pietro da Saluzzo, y el Ospizio della Trinità.  

Valgrana
Valgrana - Parrocchia  San Martino
Valgrana - Molino del Paschiero
Valgrana - Cappella dei Santi Bernardo e Mauro
Valgrana - Ospizio della Trinità 
Ospizio della Trinità - affreschi dei frattelli Biazacci
Volvemos a la carretera principal del valle para avanzar hacia el oeste, hasta llegar a Monterosso Grana. La historia de este pequeño municipio es en grandes líneas la del resto del valle. Las obras arquitectónicas de interés son: la iglesia parroquial San Giacomo Maggiore, el castillo de los señores de Monterosso, la capilla San Sebastiano, con hermosos frescos de Pietro da Saluzzo, y el Santuario di Santa Lucia (frazione Coumboscuro).     

Monterosso Grana - San Giacomo Maggiore
Castello dei Signori di Monterosso
Cappella di San Sebastiano - affresco di Pietro da Saluzzo
Monterosso Grana  - Borgata di Coumboscuro
Monterosso Grana - Borgata di Coumboscuro
Borgata di Coumboscuro - Santuario Santa Lucia
A pocos kilómetros de Monterosso Grana, en dirección oeste, se encuentra Pradleves. Este pequeño pueblo se extiende a lo largo de un kilómetro, en la orilla izquierda del torrente Grana. Fue durante varios siglos posesión de los marqueses de Saluzzo, hasta que en el siglo XVI, con la desaparición del marquesado homónimo, pasó a manos de la ciudad de Cuneo. Entre sus obras arquitectónicas destacan: el castillo de los marqueses de Saluzzo (convertido actualmente en hotel), el Palazzo del Municipio, la iglesia parroquial San Ponzio.  

Pradleves - Palazzo Comunale
Castello del Marchesi di Saluzzo - Hotel
Castello del Marchesi di Saluzzo - Hotel
Pradleves - Parrocchia San Ponzio
Pradleves - via centrale
Llegamos al final de nuestro recorrido, donde nos encontramos con Castelmagno. Su historia, idéntica a la de los otras localidades del valle Grana, se encuentra relacionada con el obispo de Turín, con Cuneo, con los duques de Anjou, con el marquesado de Saluzzo y, por último, con la casa Saboya. Después de visitar las capillas de las numerosas frazioni del municipio, no podemos dejar de visitar el famoso Santuario de San Magno. A este lugar de culto, dedicado al mencionado santo, héroe de la mítica legión Tebana, acuden anualmente (el 10 de julio) numerosos peregrinos, entre los que se cuentan los pastores de las zonas aledañas. 

Castelmagno - Chiesa Sant'Anna a Chiotti
Caselmagno - frazione Colletto
Castelmagno - Parrocchia Sant'Ambrogio al Colletto
Santuario di San Magno


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada