sábado, 16 de agosto de 2014

Los valles valdenses - II


Valli Chisone e Germanasca
El paseo de hoy nos va a llevar por los dos últimos valles valdenses: el del Chisone y el Germanasca (o San Martino). 

El valle Chisone se extiende entre Sestriere y Pinerolo. Lo recorre el torrente homónimo, afluente del Po. Limita al norte con la parte central del valle de Susa y el valle Sangone, al sur con el valle Pellice, al oeste con el alto valle de Susa y al este con la llanura del Po. A partir de Sestriere, se orienta en dirección N.-E., luego, desde Usseaux en adelante, continúa en dirección S.-E, trazando en la montaña un surco, por decir así, semicircular.  

El punto de partida de nuestro recorrido es el municipio de Porte, cuyo nombre original Ad Portas hace referencia a su ubicación en la entrada del valle del Chisone, a escasa distancia de la ciudad de Pinerolo. Los primeros datos históricos referentes a Porte datan de 1064, año en que la condesa Adelaida de Susa dona a los monjes benedictinos la abadía de Santa María de Pinerolo y numerosas posesiones entre las que se encuentra Porte. Posteriormente, ésta se convirtió en feudo de los Acaya-Saboya y en 1400 pasó a formar parte de la comuna de Pinerolo y como tal, fue ocupada por los franceses. Finalmente, integró los dominios de los Saboya, quienes la dieron en feudo a varias familias nobles piamontesas. Además de la dominación extranjera, Porte sufrió duramente las persecuciones religiosas desencadenadas por los Saboya en contra de las poblaciones de los valles valdenses. Sus dos obras arquitectónicas de relevancia son la Villa Giuliano (sede del Municipio) y la iglesia parroquial San Michele Arcangelo, de estilo barroco.

Villa Giuliano - Municipio di Porte
Chiesa di San Michele Arcangelo
Después de Porte, llegamos a San Germano Chisone. Este pequeño municipio se encuentra ubicado en la confluencia de los torrentes Risagliardo y Chisone. Lleva el nombre del obispo francés de Auxerre (siglo V), al cual se dedicó la iglesia del casco histórico. En el siglo XIII, conjuntamente con todos los otros municipios del valle, se convirtió en dominio de los duques de Saboya, quienes la otorgaron sucesivamente en feudo a varias familias nobles piamontesas. Dada la presencia, a partir del siglo XIII, de numerosas familias valdenses en las tierras de San Germano, ésta fue objeto de reiterados ataques y persecuciones por parte de las tropas de los Saboya. Entre las obras arquitectónicas de San germano Chisone destacan: la iglesia San Germano, el Tempio Valdese y la Villa Widemann, actual sede del municipio. Son dignas de mención las antiguas casas rurales de la frazione Turina.   

Chiesa di San Germano
Tempio Valdese
Villa Widemann - sede del Comune
Parco di Villa Widemann 
Frazione Turina
Antes de proseguir nuestro camino por el valle Chisone, hacemos una pequeña incursión por el valle lateral Risagliardo, para visitar Pramollo. El pequeño valle en el que se encuentra este municipio, se caracteriza por la abundancia de manantiales y arroyos que confieren, por lugares, poca firmeza al terreno. Su antigua denominación Pratum Molle (esp.: prado blando) da cuenta de tal característica. En estas tierras, se han escrito páginas indelebles de la lucha de los valdenses en contra del poder avasallador de los Saboya. En 1929, Pramollo fue fusionado con San Germano Chisone. En 1954, obtuvo finalmente su autonomía administrativa. Sus principales obras arquitectónicas son: la iglesia Natività della Vergine, el Tempio Valdese (Pramollo) y el Tempio Valdese de la frazione Ruata. Cabe asimismo mencionar la Scuola-museo de la comunidad valdense.

Chiesa Natività della Vergine
Tempio Valdese
Museo-scuola
Tempio Valdese di frazione Ruata
Regresamos al valle del Chisone y nos dirigimos, hacia el norte, a Villar Perosa. Este municipio, situado en la margen izquierda del Chisone, es conocido principalmente porque en él nació el fundador de la FIAT Giovanni Agnelli. Su historia, tal como testimonian los documentos medievales, comienza en el siglo XI. En 1064, la condesa Adelaida de Susa y Turín funda la abadía de Santa Maria de Verano (actual Abbadia Alpina), a la que dona sucesivamente, en el espacio de algunos años, las dos mitades de Villar Perosa. En 1235, todo el valle inferior del Chisone, vuelve a los Saboya y 1258, pasa a manos de los Saboya-Acaya. Tal situación dura hasta el siglo XVI. En 1536, se produce la primera ocupación francesa, que cesa en 1574. En 1630, el cardenal Richelieu, a la cabeza de las tropas francesas, ocupa Pinerolo y todas las localidades de la orilla izquierda del torrente Chisone. A los duques de Saboya sólo les quedan los pueblos de la orilla derecha. En 1690, Víctor Amadeo de Saboya, deseoso de poner fin a la dominación francesa, adhiere a la Gran Alianza, segunda coalición de los países europeos en contra de Luis XIV, el Rey Sol. La reacción de éste no tarda: en 1693, el mariscal francés Catinat instala su campo militar en Villar Perosa. En 1696, en virtud del tratado de paz de Turín, Víctor Amadeo recupera sus posesiones ducales, entre las que se encuentra Villar Perosa, pero bajo la condición de aliarse a la política francesa. La guerra vuelve a desencadenarse en 1701 y concluye tan sólo en 1706, tras la derrota de los franceses y la muerte de Pietro Micca. En 1700, el duque de Saboya concede en feudo las tierras de Villar Perosa a los Piccone di Ivrea, señores del valle de Mosso, a quienes les confiere el titulo de condes. Entre 1711 y 1716, se construye la iglesia San Pietro in Vincoli, hermoso exponente arquitectónico del barroco piamontés en el que se reproducen, en dimensiones menores, los rasgos de la basílica real de Superga. Por los mismos años, los condes Piccone reconstruyen su residencia, la actual Villa Agnelli, cuya fachada recuerda la del Palazzo Madama de Turín. En 1760, el conde Piccone vende su feudo y su título a Gian Giacomo Gamba di Maretto. En 1853, la propiedad de la villa, con las cuatrocientas yugadas que la rodean, es adquirida por la familia de agricultores Agnelli, procedentes de Racconigi. El 13 de agosto de 1866, Aniceta Frisetti, esposa de Edoardo Agnelli (1831-1871), da a luz a Giovanni Agnelli, fundador de la FIAT y de la RIV (actual SKF).  

Parrocchiale San Pietro in Vincoli
Villa Agnelli
Giardino di Villa Agnelli
Cappella funeraria degli Agnelli
Cabe asimismo mencionar la iglesia Sant'Aniceto, construida en 1929 por voluntad del entonces senador Giovanni Agnelli, en homenaje a su madre Aniceta Frisetti. La obra fue realizada por el arquitecto Charbonnet y en su interior sobresale el Cristo de mármol del escultor Rubino.

Chiesa di Sant'Aniceto
Dejamos a nuestras espaldas Villar Perosa y nos dirigimos hacia Pinasca. El primer documento en el que se hace referencia a Pinasca data del año 726. En él se describe la zona como lugar donde abundan las coníferas, característica que quizá determinara su nombre. Su historia, a lo largo de la Edad Media, es una larga sucesión de cambios de propiedad, desde Abbone, fundador del monasterio de la Novalesa (720) hasta el conde de Maretto (1760), pasando por los monjes de Santa María de Cavour, la condesa Adelaida de Susa, los monjes benedictinos de Santa María de San Verano (actual Abbadia Alpina), el duque Tomás de Saboya, el príncipe de Acaya, los Provana, los Solaro, el cardenal Lancellotto di Lusignano, Carlos Manuel I de Saboya, Manuel Filiberto Goveano, Francesco Bergomi, Giovanni Tomaso Boutal. Las más graves vicisitudes que debió enfrentar Pinasca, al igual que otras ciudades del valle Chisone, fueron las guerras entre valdenses y católicos en los siglos XVI y XVII. Las dos obras arquitectónicas de mayor interés son la iglesia parroquial Santa Maria Assunta (1753), con su precisos altar construido por Filippo Juvarra, y la iglesia San Rocco (1843), ubicada en la frazione Dubbione. Cabe asimismo mencionar el antiguo ponte Annibale, el cual, según la leyenda, fue construido por los soldados del capitán cartaginés, a su paso por las tierras subalpinas, para permitir el paso de los elefantes.

Chiesa di Santa Maria Assunta
Santa Maria Assunta - altare di Filippo Juvarra
Borgata Dubbione di Pinasca
Chiesa San Rocco in borgata Dubbione
Ponte Annibale sul torrente Chisone
Cruzamos el puente que comunica Pinasca con Inverso Pinasca, situado en la margen derecha del torrente Chisone. El burgo primitivo, del que se tiene escasa información, se fue desarrollando en el siglo XVII, durante las guerras de religión, en las que, a raíz de la intolerancia de las autoridades francesas de la orilla izquierda del valle, las familias valdenses se vieron obligadas a trasladarse al otro lado del torrente, cuyas tierras pertenecían prevalentemente a los duques de Saboya. Tras la revocación del Edicto de Nantes (1685), las comunidades valdenses emigraron hacia otros países y las propiedades que dejaron al partir fueron arrendadas al conde Giliberto di San Martino. En 1704, durante la Guerra de Sucesión española, Inverso Pinasca pasó a formar parte de la "Repubblica del Sale", cuya creación había sido propulsada por Luis XIV. En 1749, pasó a la diócesis de Pinerolo y luego, fue sucesivamente feudo de la familia Boutal y de los Agnes des Geneys. Entre las obras arquitectónicas de Inverso Pinasca destacan la casa del Comune y la iglesia San Francesco da Sales, construida en 1776. Resultan asimismo interesantes las pequeñas escuelas denominadas Scuole Beckwith, diseminadas en las diferentes frazioni del municipio. Desde la central hidroeléctrica, podemos admirar el hermoso paisaje que ofrece el Canale.

Inverso Pinasca - paso de la carretera
Comune
Chiesa San francesco da Sales

 
  Scuole Beckwith

Centrale idroelettrica di Inverso Pinasca sul Canale

Case rurali in borgata Clot
Dejamos a nuestras espalda Inverso Pinasca para dirigirnos a Perosa Argentina. Este municipio se levanta en la confluencia de los torrentes Germanasca y Chisone. Geográficamente, constituye un lugar de transición entre los paisajes del valle inferior y medio y los el alto valle Chisone. Su historia, salvando ciertas particularidades relacionadas con la realidad local, se presenta de forma análoga a la de las otras localidades del valle. Su principal obra arquitectónica es la iglesia San Genesio, construida en la cima de una colina. Perosa Argentina cuenta con hermosos y sugestivos sitios que no podemos dejar de visitar, como la plazoleta Don Baral, el viale Duca d'Aosta, el parque E. Gay, la Villa Willy, imponente residencia señorial de 1895, desde donde se puede acceder al parque Tron
 
Perosa Argentina visto dal bacino di Inverso
Chiesa di San Genesio
Via centrale
Municipio
Piazzetta Don Baral
Viale Duca d'Aosta
Parco E. Gay
Villa Willy

Parco Tron
Seguimos nuestro viaje, en dirección noroeste, hasta llegar a Roure. Este pequeño municipio del valle Chisone medio está constituido principalmente por cuatro frazioni principales, a los que se suman numerosos caseríos diseminados en la montaña. Su historia, hasta la muerte de la condesa Adelaida de Susa, es la de todas las localidades del valle Chisone comprendidas entre Porte y Pragelato. En 1091, los señores de Vienne (Delfinado) invaden el alto valle, estableciendo el límite con el ducado de Saboya en Fons Olagneri, entre Castel del Bosco y Serre. De este período, precisamente, datan los primeros documentos en los que se hace referencia a la aldea alpina de Bourcet (actual borgata de Roure). A comienzos del siglo XIII, se registra la llegada al alto valle Chisone de las primeras familias valdenses. En 1343, con la creación de la République des Escartons, Roure pasa a formar parte del Escarton de Pragelato, en el que quedan comprendidas todas las localidades del alto y medio valle hasta poco antes de Perosa Argentina. Tal situación duró hasta el tratado de Utrecht (1713), en virtud del cual la totalidad del valle Chisone fue restituida a los Saboya. Como ya hemos referido al referirnos a otras localidades del mencionado valle, a fines del siglo XVII, los valdenses, cuya presencia no había cesado de intensificarse numéricamente, se vieron obligados a abjurar de su fe o a emigrar. Por los mismos años, en concordancia con la lucha contra "el hereje", se construyen nuevas iglesias y se reconstruyen otras: Santo Stefano (en Castel del Bosco), la Visitazione (en Bourcet), San Giovanni Battista (en Villaretto). Además de las mencionadas iglesias, el municipio de Roure ostenta hermosas capillas, como las de la frazione Garnier, Gran Faetto, Seleiraut y Balma.        

Chiesa Santo Stefano in frazione Castel del Bosco
Chiesa della Visitazione in borgata Bourcet
Chiesa San Giovanni Battista di Villaretto
Cappella di frazione Garnier
Cappella di frazione Balma
Madonna delle Nevi di frazione Seleiraut

Cappella di frazione Gran Faetto

A pocos kilómetros al noroeste de Roure, nos encontramos con Fenestrelle. Este municipio está constituido por ocho frazioni: Mentoulles, Depot, Chambons, Puy, Granges, Villecloze, Fond du Faux y Pequerel. Durante varios siglos, su historia estuvo estrechamente ligada a las sucesivas dominaciones francesas. Tras la muerte de la condesa Adelaida de Susa, Fenestrelle formó parte del Delfinado y en 1343, integró el Escarton de Pragelato, una de las cinco divisiones de la République des Escartons. Los mayores testimonios de tal dependencia político-administrativa son los vestigios del Forte Mutin, demolido en 1836, y el convento jesuítico (1659), ambos edificados por orden de Luis XIV. En 1713, con la firma del tratado de Utrecht, los territorios ocupados por los franceses volvieron a manos de los Saboya. En Fenestrelle, nuevamente catolizada y a la vez convertida en el punto neurálgico del alto valle del Chisone, el duque Víctor Amadeo II de Saboya, deseoso de ahuyentar definitivamente la amenaza francesa, mandó construir el famoso Forte San Carlo

Para información acerca del Forte San Carlo o Forte di Fenestrelle, véase Viaggio nel tempo.  

Chiesa parrocchiale San Luigi
Via centrale
Chiesa dei Gesuiti
Forte di Fenestrelle
Ingresso della Fortezza
La Fortezza di Fenestrelle
Ponte coperto nella Fortezza
Chiesa di Forte San Carlo
Palazzo del Governatore nella Fortezza
Piazza d'Armi
Via centrale e parrocchiale di San Luigi
Es preciso señalar que la iglesia parroquial del Priorato di San Giusto de la frazione Mentoulles, único bastión católico del valle en los siglos XVI y XVII, alberga el archivo histórico más rico y prestigioso del valle Chisone, con más de mil documentos relativos a procesos civiles y penales. 

Chiesa del Priorato di San Giusto a Mentoulles

Borgata Puy

Borgata Villecloze
Dejamos a nuestras espaldas Fenestrelle y poco antes de que la carretera comience a descender en dirección suroeste, nos encontramos con Usseaux. Este municipio se encuentra ubicado en la orilla izquierda del torrente Chisone, en las laderas de los montes Pelvo y Ciantiplagna. Los primeros documentos históricos en los que se hace referencia a Usseaux datan de 1064, año en que la condesa Aldelaida de Susa
fundó la abadía benedictina de Santa María de Pinerolo y donó a ésta los territorios del alto valle Chisone. Al igual que Pragelato, Fenestrelle y Roure, Usseaux perteneció sucesivamente al Delfinado (1091-1349), al reino de Francia (1349-1713) y al ducado de Saboya. Bajo las respectivas jurisdicciones del delfín de Vienne y Francia, Usseaux formó parte del Escarton de Pragelato, en la République des Escartons. A partir de 1713, siguió las vicisitudes históricas del Piamonte: las guerras entre los franceses y los Saboya (batalla de la Assietta, 1747), una nueva dominación francesa, el imperio napoleónico y las guerras de independencia (1861) que desembocaron en la unificación de Italia. Entre las obras arquitectónicas de Usseaux destacan: la iglesia parroquial San Pietro y la iglesia San Bartolomeo (frazione Balboutet).

Chiesa parrocchiale di San Pietro
Centro storico
Usseaux - Balboutet
Chiesa San Bartolomeo di frazione Balboutet
Chiesa San Bartolomeo di Balboutet
Antica casa ristrutturata in frazione Balma
Lago Laux
Llegamos finalmente a Pragelato, última etapa de nuestro paseo por el valle Chisone. Su antiguo nombre Prata Gelata remite a las duras condiciones climáticas del alto valle Chisone en los largos meses de invierno. Fue escenario de las guerras franco-piamontesas y las persecuciones religiosas a las que ya nos hemos referido anteriormente. Los sitios que merecen ser visitados son: el Centro di Documentazione sulle Meridiane, el Museo del Costume e delle Tradizioni delle Genti Alpine y la iglesia parroquial Assunzione di Maria.

Municipio
Parrocchiale Assunzione di Maria
Centro di Documentazione sulle Meridiane
Fontana di Pragelato
Frazione Soucheres Basses
Chiesa di Soucheres Basses
Casa Les Granges di Soucheres Hautes
Meridiana di casa Les Granges a Soucheres Hautes
Casa di frazione Grand Puy
Meridiana in frazione Grand Puy

Museo del Costume


Desde Pragelato, volvemos hasta Villar Perosa. Como ya hemos dicho, en el lugar donde se encuentra ubicado este municipio, desemboca el valle Germanasca, también conocido como valle San Martino, el cual se extiende en dirección sureste.

El primer pueblo con que nos encontramos al internarnos en este valle es Pomaretto. No se dispone de ninguna documentación histórica referente a este municipio hasta el siglo XVII. Sin embargo, algunos apellidos típicos del lugar, como Morel y Maurin, inducen a pensar que Pomaretto ya existía en el siglo X, cuando gran parte del Piamonte alpino fue invadido por los sarracenos. Comoquiera que fuese, su historia siguió la suerte de las localidades vecinas y alcanzó su autonomía comunal en 1830, año en que fue separado administrativamente de Perosa Argentina y las poblaciones del lado izquierdo del torrente Chisone pasaron al reino de Francia. La vida de Pomaretto siempre ha estado estrechamente relacionada con la historia de los valdenses, cuyas actividades sociales, educativas y religiosas tienen gran alcance en todos los valles llamados precisamente "valdenses". Testimonios de tales obras comunitarias son: el Tempio Valdese, el Convitto Valdese y el Ospedale Valdese. El culto católico está representado por la iglesia parroquial San Nicolao. Cabe destacar asimismo la existencia de la Scuola Latina, centro de estudio de la lengua y cultura locales.        

Pomaretto
Il Chisone a Pomaretto
Via centrale
Chiesa di San Nicolao
Tempio Valdese
Scuola Latina
Convitto Valdese - Orfanotrofio
Ospedale Valdese
El siguiente municipio de nuestro recorrido es Perrero. Se encuentra ubicado en el centro del valle Germanasca y constituye desde antiguo una importante encrucijada comercial, sede administrativa actual de once comunas fusionadas en 1928: Bovile, Chiabrano, Maniglia, Riclaretto, Faetto, San Martino y Traverse. Durante el breve paréntesis histórico que transcurre entre 1704 y 1708, Perrero fue la capital de la Serenissima Repubblica della Val San Martino, también llamada Repubblica del Sale, zona franca bajo la tutela del rey Luis XIV, quien deseaba tener un puesto de avanzada en tierras protestantes. Destacan por su sobriedad y belleza las iglesias Santa Maria Maddalena y San Martino, como asimismo el Tempio Valdense y las capillas de las inmediaciones.   

Perrero
Municipio
Chiesa di Santa Maria Maddalena
Chiesa di San Martino nell'omonima frazione
Tempio Valdese
Cimitero valdese
Tempio Valdese in borgata Chiotti
Tempio Valdese in frazione Riclaretto
Conca Cialancia

Antes de llegar al final de nuestro recorrido, vamos a desviar hacia la derecha para recorrer un pequeño valle lateral, en el que se encuentran Salza di Pinerolo Massello. La frazione Balziglia de este último municipio posee una importante riqueza histórica en relación con las guerras franco-piamontesas y las luchas religiosas. Fue una de las últimas etapas del retorno de los valdenses, cononocido como el Glorioso Rimpatrio.  

Chiesa Santa Maria Assunta (Salza)
Salza di Pinerolo
Chiesa Natività della Santissima Vergine (Salza)
Chiesa di frazione Ciaberso (Massello)

Foresteria di Massello
Museo della Balziglia (Massello)
Scuoletta Beckwith di Massello
Società degli Studi Valdesi 1939
I roudoun (campanacci) di Massello
Cascata del Pis

Finalmente, llegamos a Prali. Este pequeño municipio se encuentra en la extremidad del valle Germanasca, al pie de los Alpes Cocios, que lo separan del parque francés del Queyras. La historia de Prali, como la de las otras localidades del valle, está estrechamente relacionada con la resistencia valdense. Sus principales obras arquitectónicas son la iglesia parroquial San Giovanni Battista y el Tempio Valdese, en el que en 1689 se celebró un culto en agradecimiento por el regreso de los disidentes a los valles alpinos del Piamonte. En el interior de dicho templo, es dado visitar asimismo el Museo Valdese. Cabe mencionar, por último, las capillas y templos diseminados en la diferentes frazioni del municipio.

Municipio
San Giovanni Battista in borgata Villa
Mulino Consortile di Prali
Tempio Valdese
Museo Valdese
Frazione Rodoretto - Chiesa di San Lorenzo
Tempio Valdese di frazione Ghigo
Tempio Valdese di frazzione Ghigo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.