lunes, 23 de junio de 2014

Por los valles Vermenagna y Gesso




Hoy, vamos a recorrer, desde este hacia oeste, los dos primeros valles de los Alpes marítimos: Vermenagna y Gesso.

Nuestro punto de partida es Roccavione. Este pequeño municipio se encuentra ubicado a 10 km al sureste de la ciudad de Cuneo, a poca distancia de la confluencia de los torrentes Vermenagna y Gesso. La antigua Rocca Corvaria, actual Roccavione, aparece citada en 1041 entre las dependencias del monasterio de San Dalmazzo di Pedona, confirmadas por el emperador Enrique III al obispo de Asti. En 1163, fue gobernada por los señores de Roccavione, bajo la jurisdicción del marquesado de Saluzzo. En el siglo XII, Roccavione es considerada el "Nidus Hereticorum" (esp.: nido de los herejes) del bajo Piamonte, por la presencia de cátaros y valdenses procedentes del sur de Francia, de donde habían sido expulsados por los cruzados y la Inquisición. A fines del siglo XII, pasó a pertenecer al marqués de Monferrato, quien la concedió en feudo a Bonifacio, hijo de Manfredo de Saluzzo. En 1309, fue parte del distrito de Cuneo hasta que, en 1373, integró los dominios de la casa de Saboya y fue concedida en feudo a los marqueses de Ceva. A comienzos del siglo XV, fue sitiada en reiteradas ocasiones. Entre sus obras arquitectónicas destacan: la iglesia barroca de Santa Croce, la parroquial de la Visitazione della Beata Vergine, la capilla San Rocco y las ruinas del antiguo castillo del siglo XI y de la capilla del Santo Sudario del año 651.     

Roccavione - Chiesa della Visitazione
Roccavione - Cappella di San Rocco
Roccavione - Santa Croce
Roccavione - Municipio
A pocos kilómetros al sur de Roccavione, en la orilla izquierda del torrente Vermanagna, nos encontramos con Robilante. En sus orígenes y por largo tiempo, este municipio estuvo vinculado con la abadía de San Dalmazzo di Pedona, la cual la había recibido en feudo del marqués de Saluzzo. Posteriormente, pasó a formar parte del distrito de Cuneo y en 1364, fue integrado a los dominios de los Saboya. En 1373, el conde Amadeo III de Saboya lo confirió en feudo a los marqueses de Ceva. En 1425, fue recuperado por Amadeo VIII de Saboya y anexado al mandamento de Cuneo. En 1619, fue conferido en feudo a los Nicolis, señores de Varallo, quienes, con el título de condes de Robilant, contribuyeron a su fama. Destacan entre sus obras arquitectónicas la iglesia parroquial San Donato y numerosas capillas, diseminadas en las diversas frazioni (esp.: caseríos): Sant'Anna, Santa Margherita, Santo Nome di Maria, San Giacomo il Maggiore, delle Piagge, etc.    

Robilante
Robilante - Parrocchiale di San Donato
Robilante - centro
Robilante - via centrale
Robilante - Cappella di Sant'Anna
Robilante - Santa Margherita

Robilante (frazione Malandrè) - Santo Nome di Maria

Robilante (frazione Agnelli) - San Giacomo il Maggiore

Robilante (frazione Cialiancie) - Cappella delle Piagge

Avanzamos por el valle hacia el sur y llegamos a Vernante. Este municipio se levanta a ambos lados del torrente Vermenagna. En el siglo XI, fue ocupado por la comuna de Cuneo. En 1230, pasó a manos de los marqueses de Saluzzo y luego, de los señores de Lascaris de Ventimiglia, condes de Tenda. Alcanzó su mayor desarrollo bajo el dominio de dichos nobles, situación que perduró hasta 1581, cuando integró finalmente las posessiones del ducado de Saboya. Entre las obras arquitectónicas de Limone Piemonte destacan: las ruinas del antiguo castillo llamado "Turusella" y la iglesia parroquial San Nicolao 

Vernante dal castello detto "Turusella"
Vernante - via centrale
Vernante - Parrocchiale di San Nicolao
Vernante - frazione Palanfrè
Limone Piemonte. Este municipio se encuentra ubicado a poca distancia del Colle di Tenda (esp.: paso de Tenda) y ha sido históricamente un lugar de paso entre el Piamonte, por un lado, y la Riviera y la Provenza, por el otro. Entre 1275 y 1581, fue parte del condado de Tenda. Posteriormente, fue integrado al ducado de Saboya y luego, al reino de Piamonte y Cerdeña. Sus prinicpales obras arquitectónicas son: la iglesia parroquial de San Pietro in Vincoli, el Convento dei Cappuccini, el Oratorio di Sant'Antonio y las capillas San Giovanni Battista y Madonnina del Giardino. A poca distancia de Limonte Piemonte hacia el sur, se encuentra el acceso al tunel carretero que comunica el Piamonte con la Liguria y el departamento francés de los Alpes marítimos. Cabe señalar asimismo el tunel ferroviario, que se extiende paralelamente al túnel carretero y cuya construcción data de 1898..  

Limone Piemonte
Limone Piemonte - Centro
Limone Piemonte - San Pietro in Vincoli 
Limone Piemonte - Cappella della Madonnina del Giardino
Traforo stradale del Colle di Tenda
Traforo stradale e traforo ferroviario
Volvemos a Roccavione y tomamos nuevamente hacia el sur, por la carretera que recorre el valle Gesso. Al llegar a Andonno, giramos a la izquierda y nos dirigimos hasta Roaschia. Este pequeño municipio surgió a mediados del siglo XII bajo la jurisdicción de la abadía de San Dalmazzo di Pedona. Durante mucho tiempo, fue objeto de contiendas entre el mencionado monasterio y el marquesado de Saluzzo. A mediados del siglo XIII, pasó a formar parte del distrito de Cuneo y como tal, fue posesión de los duques de Anjou y de los marqueses de Saluzzo. A comienzos del siglo XVII, fue integrado a los dominios del duque Tomás de Saboya en calidad de condado, con el que fue posteriormente conferido en feudo a la familia Birago. Las principales obras arquitectónicas de Roaschia son: la iglesia San Dalmazzo y el Palazzo comunale. Cabe señalar que la actividad tradicional de este municipio la constituye la cría de ganado ovino, especializada en la oveja "roaschina", lo que todos los años da lugar a una importante exposición interprovincial.

Roaschia
Roaschia - Palazzo Comunale
Roaschia - Chiesa di San Dalmazzo
Frazione Tetto Chiotti - cappella
Roaschia - Mostra interprovinciale degli ovini
Volvemos a Andonno y desde allí proseguimos nuestro camino hacia el suroeste, hasta llegar a Valdieri. Este municipio se encuentra ubicado en la margen izquierda del torrente Gesso. En 1246, su nombre es mencionado en una bula del papa Inocencio III en la que se confirman las posesiones de la abadía San Dalmazzo de Pedona. Posteriormente, en el mismo siglo, aún sujeta, como el resto del distrito de Cuneo, al abad de dicho monasterio, presta juramento de fidelidad a los Anjou. Con el debilitamiento de esos últimos en el Piamonte, Valdieri pasa a manos de los marqueses de Ceva y finalmente, es integrado al ducado de Saboya. Sus obras arquitectónicas más importantes son: el Palazzo del Municipio, la iglesia parroquial San Martino, la Villa Bianco, las capillas Sant'EusebioMadonna del Colletto y Sant'Anna di Valdieri. En el territorio de este municipio se encuentran asimismo las Terme di Valdieri y la Reale Casa di Caccia (esp.: pabellón real de caza) con el chalet della bela Rosin, destinado a Rosa Vercellana (esposa morganática del rey Víctor Manuel II de Saboya).  

Valdieri
Valdieri - Municipio
Fontana di Piazza Vittorio Emanuele
Valdieri - Parrocchiale di San Martino
Valdieri - Villa Bianco
Frazione Andonno - chiesa di Sant'Eusebio
Frazione Madonna del Colletto - cappella omonima
Frazione Sant'Anna di Valdieri 
Valdieri - Terme
Royal Hotel Terme di Valdieri
Valdieri - Reale Casa di Caccia
Chalet della Bela Rosin
Dejamos a nuestras espaldas Valdieri y seguimos hacia el sur hasta llegar al final de nuestro recorrido: Entracque. Como su nombre lo indica, este municipio se encuentra ubicado a ambos lados del arroyo Colletto, en una cuenca próxima a la confluencia de los torrentes Bousset y Gesso. En los siglos XII y XIII, fue dominio del marquesado de Saluzzo. A partir de 1305, formó parte del distrito de Cuneo y en 1373, de las posesiones de los duques de Saboya, quienes lo concedieron en feudo a los marqueses de Ceva. En 1424, pasó, conjuntamente con los otros municipios del valle Gesso, al dominio de la casa de Saboya. En 1619, fue conferido en feudo a los marqueses Solaro de Moretta, luego, en 1628, al conde Arduino Valperga di Rivara y finalmente, en 1631, al conde Federico Tana. Al finalizar la segunda Guerra mundial, pasó a Francia y en 1947, fue restituido a Italia. Entre sus obras arquitectónicas destacan: las iglesias Sant'Antonio Martire (s. XIII) y Madonna del Bealetto, y la capilla San Giovanni. En las inmediaciones de Entracque, merece una visita la frazione Trinità, con sus pintorescas casas de piedra y su capilla. Cabe asimismo mencionar las dos imponentes obras de ingeniería hidroeléctrica: los diques de La Piastra y Chiotas.

Entracque - Municipio e fontana di Sant'Antonio
Entracque - Parrocchiale di Sant'Antonio Martire
Entracque - Santuario Madonna del Bealetto 
Cappella di San Giovanni
Frazione Trinità
Cappella di Trinità
Diga Chiotas
Diga della Piastra
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada