domingo, 1 de junio de 2014

Paseo por el Astigiano - II


En nuestro segundo paseo por el Astigiano, recorreremos la zona situada al norte de la ciudad de Asti, hacia el río Po. Nuestra primera etapa obligada es Portacomaro Stazione, tierra natal de los Bergoglio, antepasados del papa Francisco. 


Casa de los abuelos del papa Bergoglio
Seguimos hacia el norte y a pocos kilómetros de Portacomaro Stazione, nos encontramos con Castell'Alfero. Aquí visitaremos el Castello dei Conti Amico, edificio del siglo XVIII que alberga los despachos y oficinas de la municipalidad, y la iglesia Santi Pietro e Paolo Apostoli, edificada originariamente en el siglo XIV. En la frazione Callianetto, podemos admirar la iglesia de la Santissima Annunziata, cuya antigua construcción se remonta al siglo XIII. No lejos de allí, en un pequeño valle entre las colinas del valle Versa, se levanta la hermosa iglesia románica Madonna della Neve, de cuya existencia se tiene información documentada desde el siglo XII.



Subida al castillo
Castello dei Conti Amico - Municipio
Salone Verde del Castello
Santissima Annunziata - Callianetto
Madonna della Neve - Castell'Alfero
Decorados del ábside
En el caserío Lavisoni, al suroeste de Castell'Alfero, se encuentra el Ciabot 'd Gianduia (esp.: la casita de Gianduia), cuyo nombre perpetúa al títere Gianduia, personaje satírico símbolo del Piamonte.

Ciabot'd Gianduia

Dejamos Castell'Alfero a nuestras espaldas y nos dirigimos, hacia el norte, a Tonco. Conocido antiguamente como Villa Belforte, fue entregado a comienzos del siglo XII por Federico Barbarroja a Guillermo de Monferrato, a cuyo marquesado perteneció hasta 1420. Los primeros feudatarios del lugar fueron los señores de Tonco, a cuya familia perteneció Gerardo, el fundador de la orden de los Caballeros de San Juan del Hospital, que luego se convirtió en la Orden de los Caballeros de Malta. Entre las obras artísticas de Tonco destacan las iglesias Parrocchiale di Santa Maria Assunta, atribuida al arquitecto Castelli, y San Giovanni Evangelista, como asimismo la elegante Villa Toso.

Acceso al casco céntrico
Villa Toso - Tonco
Parrocchiale di Santa Maria Assunta e San Giuseppe
San Giovanni Evangelista
Nuestra próxima etapa es Montechiaro d'Asti, pequeño municipio cuyo nombre deriva de la expresión latina mons clarus, o sea monte desprovisto de árboles. Se conserva, de la época comunal, la antigua Torre Civica. A dos kilómetros del centro se encuentra la iglesia de los santos Nazario y Celso, cuya construcción románica originaria se remonta la siglo XII. Tanto el templo como el campanario presentan una sugestiva alternancia de ladrillo y arenisca.

Torre Civica
Calle Gerardo Gerardi - Montechiaro d'Asti
Iglesia de los Santos Nazario y Celso
Del antiguo burgo medieval de Piesenzana sólo queda actualmente la pequeña iglesia románica de Santa Maria Assunta, en medio de un cementerio abandonado.

Santa Maria Assunta
Nos dirigimos nuevamente hacia el norte hasta llegar a Montiglio Monferrato. Este pequeño municipio perteneció antiguamente al marquesado de Monferrato y en el siglo XIV pasó a depender de la ciudad de Asti. En 1707, con el tratado de paz de Utrecht, Montiglio integró los dominios de la casa de Saboya. Entre sus obras arquitectónicas destacan la iglesia románica de San Lorenzo, construida en el siglo XII, y el castillo de Montiglio, con sus hermosas salas y su capilla gótica dedicada a Sant'Andrea.

Vista de Montiglio Monferrato
Castillo de Montiglio Monferrato
Patio del castillo 
Interiores del castillo
Interiores del castillo
Cappella di Sant'Andrea
Fresco de la capilla
Parrocchiale di Montiglio Monferrato
Chiesa di San Lorenzo
Interior de la iglesia de San Lorenzo
Fresco de la iglesia de San Lorenzo
Antes de alejarnos de la ciudad, cabe precisar que Montiglio Monferrato es conocida como la "città delle meridiane" (esp.: ciudad de los relojes solares). He aquí algunos de los más bellos ejemplares.





Siguiendo nuestro recorrido, nos dirigimos a Piovà Massaia. A mediados del siglo X, el pequeño burgo de Plebata (actual Piovà) formaba parte del condado de Cocconato. Su historia estuvo relacionada a ravés de los siglos con la familia de los Radicati. Tras reiteradas contiendas entre los marqueses de Monferrato, los duques de Saboya, los españoles y los franceses, Piovà pasó a integrar, en 1706, los dominios del ducado de Saboya. En 1940, a su nombre primitivo Piovà se le añadió Massaia en honor al ilustre cardenal Guglielmo Massaia, nativo del lugar. La imponente iglesia de los Santi Pietro e Giorgio es obra del arquitecto Benedetto Alfieri. En el caserío de Castelvero d'Asti, a pocos kilómetros de Piovà, se encuentran las ruinas de la iglesia de San Martino, cuya construcción se remonta al siglo XII. Es asimismo digna de visitarse la pequeña iglesia de San Tonco


Chiesa dei Santi Pietro e Giorgio
Ruinas de San Martino
San Tonco
Nuestra próxima etapa es el pequeño burgo de Aramengo. Su historia, al igual que la de Piovà Massaia, se encuentra relacionada con la familia de los Radicati, feudatarios de los marqueses de Monferrato, quienes lo cedieron en el siglo XV a los duques de Saboya. Las dos obras de arte que lo embellecen son la iglesia barroca de San Giorgio e Sant'Antonio Abate y la pequeña iglesia rural de San Giorgio.

Parrocchiale di San Giorgio e Sant'Antonio Abate
Chiesa di San Giorgio
Volviendo pocos kilómetros en dirección sur, llegamos a Passerano Marmorito. Este pequeño municipio resulta en realidad de la unión, en 1929, de las antiguas comunas de Passerano, Schierano, Primeglio y Marmorito. Todas ellas conservan castillos, iglesias y monumentos del pasado medieval. Desde 1164, Passerano formó parte de los dominios de los condes de Cocconato, los que a su vez dependían del marquesado de Monferrato. En 1186, pasó a manos de los condes Radicati, y durante varios siglos, fue objeto de contiendas entre ambas casas condales. En 1586, Passerano pasó a integrar los dominios de los duques de Saboya. Del último período de los Radicati data la existencia de la Zecca (esp.: casa de la moneda), actual sede de la biblioteca municipal. La obra arquitectónica más importante de todo el territorio municipal la constituye el conjunto del castillo de Passerano, la capilla y la mencionada zecca


La Zecca
Castello di Passerano Marmorito
Capilla del castillo
Primeglio
La Madonnina - Primeglio
A pocos kilómetros de Passerano Marmorito, hacia el noroese, se encuentra Albugnano. Su historia a través de los siglos está estrechamente relacionada a la de la Abadía de Vezzolano. En el siglo XIII, pasó a depender del marquesado de Monferrato. Entre 1300 y 1600, forma parte del terrotorio de Asti. Su patrimonio artístico está constituido por la iglesia románica de San Pietro y la iglesia de San Giacomo, cuya construcción data del siglo XVIII. Sin embargo, la obra que suscita mayor interés es la mencionada Abadía de Vezzolano, de la que perduran la iglesia, el claustro y la sala capitular. 

Chiesa di San Pietro
Chiesa di San Giacomo

Abadía de Santa Maria di Vezzolano
"Carlomagno y la danza macabra", fresco del claustro
Claustro de Santa Maria di Vezzolano

Interior de Santa Maria di Vezzolano
Llegamos a nuestra última etapa: Moncucco Torinese. Éste, al igual que otros municipios vecinos, debe su antiguo desarrollo al impulso económico y social que ejerció en la zona la Abadía de Vezzolano. En la Edad media, Moncucco perteneció primero al marquesado de Monferrato y luego se convirtió en feudo de los Radicati de Cocconato. Entre sus obras destacan el Castello dei Grisella, construido en el siglo XV, y la iglesia parroquial San Giovanni Battista


Castello dei Grisella

Interior de San Giovanni Battista


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada